Primer contacto inversor (un poco de historia)

De vez en cuando me gusta ponerme en modo abuelo Simpson y contar batallitas, este es uno de esos momentos.

Corría el año 2005 de nuestro señor, bueno, realmente no sé que año corría porque, de hecho, ocurrió en varias ocasiones. La mamá de Provinciano venía del banco y mostró a su hijo financieramente inculto unos papeles que detallaban las condiciones de plazos fijos / depósitos. La moraleja era la siguiente, tener el dinero parado en el banco o ponerlo allí, que al menos me daría algo. Eran los tiempos de la guerra de los depósitos, tiempos en los que daban hasta un 5% (creo que eso nunca lo he visto) por poco dinero, yo de hecho no tenía gran cosa ya que mi vida laboral prácticamente no había empezado. Así que acepté, no tenía nada que perder y además cuando subía el Euribor también lo hacía el interés que me daba el banco. Esta vez fue la primera vez que invertí, si se puede llamar invertir a esto…

Años mas tarde, conocí el programa Ajuste de cuentas y me encantó, creo que he visto todos los capítulos, hasta compré el libro. Fue la primera vez vez que oí la expresión interés compuesto. Tal era mi inmadurez financiera, que a pesar de escucharla sin parar y asimilar conceptos, era incapaz de aplicarla a la vida real, pues no conocía más que los plazos fijos y depósitos.

Ajuste de cuentas fue un programa emitido por Cuatro entre los años 2008 y 2011 aproximadamente en el que el presentador y un grupo de asesores intentaban enmendar los problemas financieros de las familias que participaban en el programa.

Pasaron los años sin actividad, mi mente era incapaz de procesar la expresión interés compuesto, sabía lo que significaba pero era incapaz de entender en qué podía invertir para beneficiarme de ello. Se me pasó por la cabeza ir al banco a ver si me ofrecían algún producto que invirtiera así. Menos mal que no lo hice, porque dudo que mi gestor de cuentas comercial supiera ni que era eso.

Lanzamiento de cohete de la NASA
Imagen de WikiImages en Pixabay

Una tarde de verano de 2014, sentado en la terraza, me topé con una noticia que anunciaba Housers, una nueva plataforma de inversión inmobiliaria mediante crowdfunding. Instantáneamente sentí que era lo que era buscando, así que invertí en cuanto pude. Un total de 3 inversiones por un valor de 1600€. Siempre en Madrid y dentro de la M30. Las inversiones fueron fructíferas y saqué buenas rentabilidades (entre el 5% y el 10%). Se podría decir, que con Housers gané mi primer euro con una inversión. Ese primer euro fue un antes y un después. ¡Seguro que tu también recuerdas tu primer euro de beneficio!

Una cosa llevó a la otra y acabé descubriendo el crowdlending, me pareció más atractivo que el crowdfunding inmobiliario, y como el momento ya no acompañaba tanto en el tema de la vivienda, me decidí por esta modalidad. Twino y Mintos fueron mis primeras plataformas, aún las conservo en cartera a fecha de hoy.

Y al final descubrí los fondos de inversión y los roboadvisors, gracias a Independízate de Papá Estado, y sentí que tenían que ser el grueso de mi cartera… Sin duda, este libro cambió mi vida y la visión sobre mis inversiones.

Esta es la historia hasta ahora… Si quieres saber como continúa, no olvides suscribirte al blog para no perderte ninguna publicación.

3 comentarios sobre “Primer contacto inversor (un poco de historia)

    1. Gracias por el apoyo, la siguiente publicación ya está en el horno y mi intención es que todos los que la lean se sientan identificados de alguna manera.

      Un saludo

      Me gusta

Los comentarios están cerrados.