El miedo, la bolsa y el coronavirus

Vivimos turbulencias en las bolsas mundiales desde hace dos semanas. No sé si realmente es culpa del coronavirus o si es una excusa como dicen otros, pero puedo afirmar no ayuda ver en las noticias a personas con el cuerpo cubierto desinfectando calles y estaciones de metro. Lo que sí sé y puedo afirmar rotundamente es que cada cierto tiempo ocurren estas turbulencias, de hecho, he vivido unas cuantas en mi corta vida como inversor.

No hay que tener miedo a las bajadas de la bolsa si se es un inversor a largo plazo… y no hay que hacer nada, aunque constituyen una oportunidad para comprar más. Es cierto que la primera vez es más impactante que el resto, pero lo que nos demuestra la historia es que una y otra vez las cosas vuelven a su cauce. Lo mejor que podemos hacer ante estos casos es no mirar nuestros activos y así no sufrir.

Sólo es una oscilación de precios, como puede suceder con una vivienda, aunque en el caso de la bolsa, esta variación es diaria / instantánea por lo que se hace más evidente.

La bolsa siempre tendrá valor y nuestro dinero nunca valdrá 0 a no ser que haya un apocalipsis zombie, un holocausto nuclear o algo similar… y si tienes miedo de que la humanidad se extinga por culpa del coronavirus, permíteme decirte que no va a ocurrir, no es un virus tan letal. Puedo estar equivocado, pero me atrevo a decir que en verano nadie se acordará del coronavirus… aunque puede que el siguiente invierno vuelva.

Si estas turbulencias en bolsa te quedan grandes, el mejor consejo que puedo darte es, limita tu exposición a ella, no mires tus activos y relájate, en caso contrario, disfruta.

Un comentario sobre “El miedo, la bolsa y el coronavirus

Los comentarios están cerrados.