Cuatro años invirtiendo en crowdlending

Como ya te conté en mi primera publicación, comencé mi camino inversor al revés que la mayoría de personas. Primero descubrí el crowdfunding inmobiliario de la mano de Housers, después el crowdlending y luego los fondos de inversión. Esto hizo que los primeros años 3 años de mi vida inversora los pasara exclusivamente invirtiendo en crowdlending, así que de eso quería hablarte hoy, de todo lo que he aprendido sobre este tema, mis aciertos y mis errores.

Seguramente habrás visto blogueros con muchas más plataformas en cartera que yo e incluso con más dinero depositado en ellas, pero pocos podrán presumir de llevar invirtiendo en crowdlending desde 2016, casi desde los inicios (en Europa).

Por esto me he decidido a hacer un repaso de todas las plataformas en las que he invertido a lo largo de estos años. Si estás interesado en invertir en crowdlending, no te olvides de visitar mi guía.

Contenido

1. Mintos
2. Twino
3. Viventor
4. Loanbook
5. October
6. Grupeer
7. Lendermarket
8. Utilidad de mi cartera de crowdlending

1. Mintos

Todo empezó el 15 de junio de 2016 con una transferencia de 500€ a Mintos. Por aquel entonces, la plataforma tenía aproximadamente un año de vida, era poco conocida, casi nadie invertía en ella y nadie podía intuir que fuera a convertirse en la plataforma de referencia en Europa.

Primero decidí probar la inversión manual hasta hacerme con el funcionamiento. Así que dividí mis 500€ en fracciones de 50€ y los invertí en 10 préstamos diferentes de Nord Lizings.

Aquí cometí mi primer gran error, todos los préstamos se fueron retrasando uno tras otro hasta alcanzar los 60 días. La garantía de recompra se ejecutó sin problemas y me salvó.

Más tarde, activé mis autoinvests y dejé de preocuparme de entrar diariamente a la plataforma. Lo configuré de tal manera que el primero de ellos cogía los préstamos de mayor interés y luego los sucesivos se hacían con el resto. En resumen, un sistema de prioridades.

Este fue mi segundo error, por suerte, en aquella época sólo quebró un originador, Eurocent. Todavía estoy pendiente de pago de 5,74€ de un préstamo que se escapó a mi control, a día de hoy todavía no se pueden dar por perdidos. De hecho, el préstamo se estaba repagando sin retrasos hasta que ordenaron dejar de pagar a los usuarios de Mintos hasta nuevo aviso.

Paralelamente, en Mintos, he invertido en algunos préstamos sin garantía de recompra, eso sí, vigilados constantemente. Si no hubiera estado encima de ellos, se habrían producido impagos.

Actualmente me he centrado en invertir en originadores bastante sólidos y eso me ha salvado de casi todas las quiebras. Comenté mi última estrategia en este artículo.

Lecciones aprendidas en la plataforma:

  • La cantidad ideal por préstamo cuando se dispone de poco capital es de 10€ – 20€.
  • La garantía de recompra no siempre funciona.
  • Vigila los préstamos sin garantía de recompra o no inviertas en ellos.

2. Twino

Paralelamente a Mintos, en 2016, había otra plataforma que destacaba sobre el resto, se llamaba Twino, y ofrecía un modelo similar, préstamos de categoría A, B, C (sin garantía) y otros con garantía de recompra, con interés hasta el 20%. Decidí probarla pero sólo para préstamos con garantía de recompra.

Conforme pasaban los años y la plataforma se saturaba, decidí aumentar el plazo de mis préstamos hasta 60 meses, así no tenía cash drag. Estaba convencido de que la plataforma seguiría existiendo y yo quería invertir con ellos hasta la jubilación.

Finalmente cambié de opinión, llegó la crisis del coronavirus y no he podido sacar la totalidad de mi dinero para destinarlo a fondos indexados ya que tengo algunos préstamos en default (no se pueden vender) y tengo que esperar a que se cumpla el plazo.

Por último, Twino lanzó préstamos con riesgo de divisa y un interés más elevado. Decidí no invertir en ellos a pesar de su mayor retorno, simplemente no quería complicarme con divisas. Fue un acierto, con la crisis de 2020, las divisas poco comunes se han desplomado respecto al euro y el dolar y la rentabilidad ha sido pésima.

Por el momento estoy muy contento con esta plataforma, no he perdido ni un céntimo en casi cuatro años.

Lecciones aprendidas en la plataforma:

  • Invertir en préstamos con duración reducida.
  • Evitar el riesgo de divisa.

3. Viventor

En 2016 nació Viventor y decidí probarla. Aunque era y sigue siendo una plataforma bastante decente, acabé abandonándola porque no la necesitaba ni le veía nada relevante. Hoy en día, me atrae menos todavía ya que la considero un MiniMintos. ¿Para qué invertir en sucedáneos cuando tienes puedes hacerlo en la auténtica?

4. Loanbook

Allá por 2017 me registré en varias plataformas pero finalmente sólo invertí en Loanbook, aunque sabía que esta plataforma estaba un paso (o dos) por detrás del resto, pensé que era la mejor posicionada en cuanto a volumen (en España) para pasar la criba sistémica que tarde o temprano iba a llegar… y de hecho está llegando este 2019-2020.

Me equivoqué, a pesar de las mejoras, la plataforma no pudo seguir el ritmo y el volumen de préstamos no aumentó tanto como pensaba… acabó cerrando.

Me gusta mantener cada plataforma de manera rentable, ajena al resto de mi cartera. En este caso no lo he conseguido, la rentabilidad que tengo está entre el -1% y el 0%.

Lección aprendida en la plataforma:

  • No entrar en plataformas en la que la diversificación es insuficiente.

5. October

Otra plataforma que despuntaba por su calidad allá por 2017-2018 era October (por aquel momento se llamaba Lendix). Me decidí a probarla y empecé a invertir sistemáticamente en los préstamos, de 20€ en 20€.

Muchos de los préstamos resultaron impagados, incluso algunos que nunca debieron hacerlo. Asumo las consecuencias, elegí mal las empresas y aunque puede que finalmente tenga rentabilidad positiva, me vi obligado a dejar la plataforma.

Lecciones aprendidas en la plataforma:

  • No sé elegir ni analizar empresas.
  • No invertir en plataformas sin función de inversión automática.

6. Grupeer

Conforme mi cartera aumentaba, pensé que debía diversificar más mi cartera y probé Grupeer al poco tiempo de su lanzamiento. Pronto vi que era una plataforma de cartón piedra y las mejoras no llegaban.

Acabé saliendo de ella porque me di cuenta de que ni necesitaba diversificar entre tantas plataformas ni necesitaba una que fuera tan cutre, ya lo había vivido en Loanbook.

Más tarde parece que Grupeer se convirtió en una estafa, este tema todavía es dudoso. Fue un acierto salir a tiempo, entendí que invertir en plataformas dudosas conlleva perder dinero y así evité varias estafas. Hay muy pocas plataformas confiables y genuinas.

Lección aprendida en la plataforma:

  • No sobrediversificar con plataformas dudosas, invierte sólo en plataformas de calidad.

7. Lendermarket

A finales de 2019, empecé a probar Lendermarket, respaldada por un gran grupo financiero, es una de las pocas plataformas que pasan mi criba personal.

Todavía es una plataforma de cartón piedra, pero es fiable. De momento, es un acierto, aunque me estoy retirando por sobrediversificación. Simplemente, no la necesito en cartera en estos momentos.

8. Utilidad de mi cartera de crowdlending

Con el paso del tiempo, he adquirido experiencia y he aprendido de mis errores. Actualmente estoy adaptando los plazos de mi cartera de crowdlending para que cumpla un cometido muy concreto: tener un remanente de liquidez de máximo el 10% de todo mi patrimonio financiero que pueda ser usado en los momentos de caídas en las bolsas.

Por lo tanto:

  • Si la bolsa baja mucho, detengo mis autoinvests y muevo el dinero que queda disponible hacia fondos índices.
  • Si la bolsa sube, poco a poco vuelvo a llenar el dinero destinado a crowdlending hasta que llegue otra bajada.

2 comentarios sobre “Cuatro años invirtiendo en crowdlending

  1. Gracias por el artículo.

    En mi caso sólo tengo inversiones en Microwd y en Urbanitae. Creo que los dos son sólidos y me fío de ellos. En el caso de Microwd, me gusta mucho el impacto social que tienen. En el caso de Urbanitae, me encanta la seriedad con la que trabajan.

    Me estuve mirando Mintos y demás, pero no me generan confianza.

    ¡Saludos!

    Le gusta a 1 persona

Los comentarios están cerrados.